Loading...
beTANzos 2018-03-23T10:24:37+00:00

PRESENTACIÓN

SITUACIÓN

HISTORIA

PARROQUIAS

Presentación

El Ayuntamiento de Betanzos está en el centro del Golfo Ártabro de la provincia de A Coruña, y ocupa una superficie de 24 kilómetros. Es capital de comarca y cuenta con unos 13500 habitantes repartidos en 8 parroquias: Bravío, Piadela, Pontellas, Requián, Santa María, Santiago, Tiobre y Viñas.

El Casco histórico fue declarado conjunto-histórico artístico en 1970 y se trata de una de las ciudades medievales más importantes de Galicia, prueba de eso es que fue capital de una de los sietes provincias del antiguo Reino de Galicia. Ciudad (desde 1465) cuenta con un abundante patrimonio que refleja su rica y variada historia, así como tres ríos que bañan su territorio: Mandeo, Mendo y Mero, que junto a la Ría de Betanzos conforman un paisaje digno de conocer.

Fiestas, tradiciones y gastronomía hacen que cualquier visita a Betanzos sea siempre algo diferente. Además de pasear y descubrir todo el patrimonio cultural y natural que tiene Betanzos, la hospitalidad de su gente dejará una agradable huella en los visitantes.

Betanzos es historia, monumentalidad, tradición y modernidad, invita a descubrir cada uno de sus rincones, a pasear con calma, a conocer sus costumbres.

Situación

Betanzos está situada en la provincia de A Coruña en el Noroeste de la Península Ibérica.

Por carretera podemos acceder a través de la N-VI Madrid-A Coruña. Asimismo cuenta con acceso a la La-6 Autovía del Noroeste y a la AP-9 Autopista del Atlántico. La N-542 comunica Betanzos con Santiago de Compostela; la N-651 con Ferrol; la AC-840 con el interior de Galicia hasta Ourense y la AC-0905 con Vilalba en Lugo.

Por tren Betanzos cuenta con dos estaciones,la de Betanzos-Ciudad con servicio a la Coruña y Ferrol y Betanzos-Infesta con servicio a Monforte de Lemos, Madrid y Barcelona.

Betanzos está situado a 18 kilómetros del aeropuerto de Alvedro con vuelos nacionales e internacionales de compañías aéreas, también de bajo coste. El aeropuerto internacional de Lavacolla está a 60 kilómetros.

Por autobús existen numerosas compañías que ofrecen sus servicios en la ciudad.

Historia

Las favorables condiciones ambientales y de comunicación, así como la cantidad de restos de asentamientos humanos encontrados de culturas posteriores, nos hacen pensar que esta zona geográfica estuvo habitada ya por grupos paleolíticos.

De las culturas prehistóricas será la castreña a más conocida, tanto a nivel científico como popular. La identifica, especialmente, el tipo de asentamiento o hábitat, el castro -de aquí toma su nombre- destacando no sólo por las características de estos, sino también por la cantidad de ellos que aún se conservan. En nuestro territorio municipal destacamos el Castro de Untia como origen de la ciudad de Betanzos.

La ciudad se construye comenzando por la cima del castro o ” croa” y se extiende alrededor de esta, se utiliza y respeta, pues, la propia orografía del terreno. En este punto más alto es, precisamente, donde se está emplazada en la actualidad a plaza de la Constitución, rodeada por edificios como: el Ayuntamiento, el Pazo de Bendaña, la torre, la iglesia de Santiago y una serie de viviendas de madera. Este material, que se utilizó en la construcción hasta principios del s. XVIII, fue motivo de la masiva destrucción de casas en los incendios de 1569 y 1616.

En un primero momento, Betanzos se extendía hasta el primero recinto amurallado (calles del Castro, Santiago, Lanzós y Herreros), los patios y huertas finalizaban en un muro que con el tiempo se transformaría en calle. El segundo recinto se abrirá por los siglos XIV- XV, aunque los restos conservados datan del XIV, fueron reconstruidos más tarde ya en la época de los Reis Católicos. De esta muralla, que rodeaba la ciudad, llegó poco hasta nuestros días, aunque aún se puede distinguir. Casi toda tiene edificaciones particulares adosadas, sólo se puede apreciar en algunos tramos (100 m en la calle de Valdoncel), donde se ve su factura de cachotaría.

Cuatro puertas y un poxigo, todas ellas del siglo XV, daban acceso a la ciudad: la llamada Puerta de la Villa, enfrente al Campo de la Feria, fue derribada en el año 1872 para ensanchar la entrada a la villa; con ella también desaparecieron las ameas y trasladaron los escudos que la coronaban. Las otras tres puertas eran (y en la actualidad son): la del Puente Nuevo, del Cristo y la del Puente Viejo. El tres son de forma apuntada, con las aberturas de las rejas en la primera y en la tercera; y la segunda presenta, por encima de un pequeño balcón, un Cristo y detrás, pintados, una ciudad con un sol y una luna.

En el siglo XVII, y por las influencias del estilo Barroco, se realizan algunas transformaciones: surgen los balcones, los soportales y se abren ventanas en los muros que con anterioridad eran macizos (cómo ocurre en el pazo de Lanzós); además se realizan otras obras dentro y fuera de la ciudad como: el pazo de Bendaña, la iglesia de las Angustias, el convento de Santo Domingo, etc.

Un siglo más tarde, ya en el XVIII, se construirán edificios tan importantes como el Ayuntamiento o, ya en los extramuros, lo que se pretendió fuera Archivo del Reino de Galicia, el actual Liceo.

A mediados del siglo XIX comienza a surgir un interés real por el aspecto urbanístico de la villa, se harán reformas en la Plaza del Campo, y se intentará convertirla en una “plaza mayor”; así, se decide su pavimentación y se trae desde Francia una fuente de hierro que representa la “Diana cazadora”, y que se coloca en un lugar céntrico de la plaza. Las casas, situadas en un lado de esta, sufren reformas, surgen las galerías que transforman el aspecto del conjunto.

La ciudad intenta salir de los límites que le imponen el recinto medieval, se abrirán nuevas calles con mejores condiciones higiénicas, se realizan los proyectos del ensanche y se incorporan nuevas tendencias arquitectónicas (casa de don Juan García Naveira). Conviven, en este momento, entre los siglos XIX y XX, tendencias de estilo historicista con modernismo y eclecticismo. Será el momento en el que los “indianos” patrocinen obras de carácter social.

Desde la década del treinta es perceptible una línea de ruptura con la construcción tradicional; se recurre la un tipo de edificio más barato, donde predomina el uso del ladrillo y del cemento y desaparecen, prácticamente, los ornamentos. Con todo, por mor de la declaración de la ciudad como conjunto histórico-artístico, se observa más cuidado a la hora de realizar nuevas construcciones o rehabilitar las antiguas.

Parroquias

Santiago y Santa María son las parroquias ubicadas en el área urbana de Betanzos. En las afueras de la ciudad puedes encontrar:

Santiago

Santa María

San Martiño de Tiobre

Lugares: O Barral, Betanzos O Vello, Braxe, Caraña de Abaixo, Caraña de Arriba, Caraña do Medio, Gas, Lanza, A Ponte Vella, San Paio, Touriñao de Abaixo, Touriñao de Arriba, A Xerpe.
Patrón: San Martiño 11 de Novembro.
Tamén se celebra a Romaría de San Paio o 24 de Agosto.

San Martiño de Bravío

Lugares: Acea, Barallobre, A Casilla, O Coto, O Martinete, O Marulo, Piñeiro, Roibeira, Os Tabaques.
Patrón: San Martiño 11 de Novembro.

Santa María de Pontellas

Lugares: O Castro de San Fiz, Illobre.
Patrón: Ascensión da Nosa Señora (variable entre maio e xuño).

Santiago de Requián

Lugares: As Abelares, Campodeira, As Casas Novas, O Farragoto, A Graña, A Infesta, O Pontillón, O Pequeno Regueiro, Requián, O Terreo, Xanrozo.
Patrón: Santiago 25 de Xullo.

San Estevo de Piadela

Lugares: Guiliade, Montellos, Piadela, Vila de Suso, Viúxe.
Patrón: Santo Estevo (mediados de setembro).

San Pedro de Viñas

Lugares: As Abelares, As Angustias, O Cepiño, Illobre, Vista Alegre.
Patrón: As Angustias (mediados de setembro).

risus elit. ut dolor amet, fringilla dolor. efficitur. risus.